Quiero compartir contigo

MIS ARTÍCULOS

DICIEMBRE 9 ,2020   · Tartasljubi

Tartasljubi - ¿En tus tartas, sabor tres o cuatro chocolates?

COMPARTIR ESTA PUBLICACIÓN:

Facebook Twitter LinkedIn Pinterest

¿En tus tartas, sabor tres o cuatro chocolates?

¿Te gustan las tartas con sabor a tres chocolates o prefieres un cuarto sabor con el chocolate rosa?

El chocolate es uno de los ingredientes más populares del mundo. Se consume en forma de tablas de chocolate, bombones, turrones, postres y tartas. En algunas culturas incluso se preparan platos salados que contienen chocolate. El chocolate se puede encontrar de  manera más o menos pura, con azúcares añadidos o sin ellos, y tambien en sus tres formas más conocidas: blanco, negro y con leche. Para los amantes del chocolate no hay nada mejor que una tarta de tres chocolates

 

 

 

Pero, ¿sabías que existe un cuarto chocolate?

Chocolate rosa o ruby; un nuevo tipo de chocolate

Fué hace unos 80 años, cuando el mundo científico nos ha dado el chocolate más dulce que conocemos; el chocolate blanco. Hasta este momento en el mundo existían solo el chocolate negro y el chocolate con leche. ¿Puedes imaginar cómo era el mundo sin chocolate blanco? ¡Imagínate una tarta de dos chocolates! Noooo, imposible! Como ahora nosotros no nos lo podemos imaginar, los niños que han nacido actualmente y los que van a nacer en este siglo no van a poder imaginar el mundo sin el cuarto tipo de chocolate. Se trata de un producto lanzado en septiembre de 2017 por el fabricante líder mundial de chocolate Barry Callebaut. Sus creadores han decidido mantener el secreto de su desarrollo. El Centro de Investigación y Desarrollo de Barry Callebaut ha trabajado 13 años en la fórmula. Es un chocolate muy peculiar y algunos expertos calculan que podría posicionarse en popularidad y consumo por encima del chocolate blanco. 

En el año 2004, mientras investigaban los beneficios de algunas sustancias que contiene el chocolate para la salud, los investigadores de Barry Callebaut encontraron por casualidad un color potencial rosado en ciertas habas de cacao. A partir de este descubrimiento lo han visto como una posibilidad de lanzar un producto novedoso al mercado de los dulces.  Así han creado el chocolate rosa o ruby. Se trata de un nuevo tipo de chocolate, no de una variedad de cacao. Según sus creadores, es elaborado a partir de un proceso de elaboración único y 100% natural, y sin ningún tipo de aditivos ni colorantes añadidos. Su tonalidad corresponde a los pigmentos naturales que poseen las semillas del cacao ruby.  La semilla del cacao ruby es rojiza, con un sabor muy peculiar, no sabe ni demasiado a leche, no es ni demasiado dulce, ni amargo. Desde mi punto de vista tiene un sabor muy similar al chocolate blanco, pero con un toque un poco ácido y afrutado.  Solo ciertos tipos de grano de cacao contienen en distintos grados este color y sabor especial, son tipos que se cultivan en Ecuador, Brasil y Costa de Marfil. 

Receta para una tarta de tres o cuatro chocolates, queso y frutos rojos.

Esta tarta podría ser una tarta clásica de tres chocolates, pero no lo es. Se trata de una tarta de tres chocolates y queso cubierta con un glaseado del nuevo chocolate rosa y decorada con frutos rojos por encima. En el caso que no dispongais de ruby la podéis hacer sin la última capa de chocolate rosa. Es una tarta fácil de hacer, pero requiere bastante tiempo por la manera de preparar sus capas de chocolate. Cada capa requiere una preparación de 10 minutos aproximadamente y un tiempo de espera de 1 hora para enfriar. En total requiere unos 45 minutos efectivos de trabajo y unas 3.5 horas de espera (una hora entre cada capa de crema). Y si cocinar y hornear no es lo tuyo, ya sabes, a nosotros nos encanta y estaremos encantados de ofrecerte nuestra tarta de tres chocolates para cualquier celebración!

La base:

  • 12 galletas tipo María sin gluten
  • 100 g mantequilla a temperatura ambiental
  • Una pizca de sal

Triturar las galletas y juntar con la mantequilla. Coger una base redonda de diámetro 20-22 cm, cubrirla con papel del horno por abajo y también por las paredes a una altura de 10-12 cm. Repartir la masa por la base y dejarla bien aplastada.

La capa de chocolate negro:

  • 200 g de queso Filadelfia
  • 200 ml de nata para montar con 35% de materia grasa
  • 150 g de chocolate negro (mínimo 55% de cacao) para postres
  • 2 hojas de gelatina
  • 40 ml de leche

Hidratamos las hojas de gelatina cubriéndolas con agua bien fría. Derretimos el chocolate negro al baño María. Batimos el queso y nata hasta formar una crema. Calentamos la leche y deshacemos en ella la gelatina previamente escurrida. Removemos para que se disuelva perfectamente y la añadimos al batido anterior mezclando bien. Unimos el chocolate fundido con la mezcla de queso y gelatina hasta que todo esté homogéneo. Cubrimos la base de la tarta con la crema y reservamos una hora en el frigorífico o media hora en el congelador. Una vez la primera capa ha cuajado seguimos!

La capa de chocolate con leche:

  • 150 g de queso filadelfia
  • 150 ml de nata para montar con 35% de materia grasa
  • 200 g de chocolate con leche para postres
  • 2 hojas de gelatina
  • 40 ml de leche

Hidratamos las dos hojas de gelatina cubriéndolas con agua. Derretimos el chocolate con leche. Batimos el queso y nata. Calentamos la leche y deshacemos en ella la gelatina escurrida. Removemos para que se disuelva perfectamente y la añadimos al batido anterior mezclando bien. Mezclamos el chocolate fundido con la mezcla de queso y gelatina hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos la crema de chocolate negro bien cuagada y reservamos una hora en el frigorífico. Una vez cuajado seguimos con la última crema!

La capa de chocolate blanco:

  • 150 g de queso filadelfia
  • 150 ml de nata para montar con 35% de materia grasa
  • 200 g de chocolate blanco para postres
  • 2 hojas de gelatina
  • 40 ml de leche

Hidratamos la gelatina. Derretimos el chocolate blanco. Batimos el queso y nata. Calentamos la leche y deshacemos en ella la gelatina. Removemos para que se disuelva perfectamente y la añadimos al batido anterior mezclando bien. Juntamos el chocolate fundido con la mezcla de queso y gelatina hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos la crema de chocolate con leche cuajada y reservamos una hora más en el frigorífico. Después de una hora preparamos la última capa, la cobertura de ruby. 

La cobertura de chocolate ruby:

  • 100g de chocolate rosa
  • 30 g de nata

Calentamos la nata y derretimos en ella el chocolate. Removemos bien para obtener la masa homogénea. Cubrimos con ella la tarta. Dejamos enfriar media hora en el frigorífico. Una vez fría sacamos nuestra tarta del molde y la decoramos con frutos rojos- fresas, arándanos, moras y frambuesas.